Carta a estudiantes y profesorado universitario

En respuesta a algún comentario dejado por aquí, se informa de que la carta ha sido enviada masivamente a cerca de mil direcciones de correo electrónico entre profesores y miembros administrativos de la UCO. También ha sido enviada a la dirección de correo como diputada de Angelina Costa Palacios, diputada en el Congreso por el PSOE, que anteriormente fue profesora del departamento de Literatura Española.

 

Estimado equipo rector, estimado profesorado, estimados cargos administrativos, estimado personal de conserjería, estimados consejos de estudiantes y demás miembros de la comunidad educativa de la UCO,

La inestable situación política, social y económica que hemos padecido durante estos últimos años ha derivado, como no podía ser de otra manera, en una serie de revueltas y manifestaciones sociales apoyadas por un número creciente de la población: el domingo 15 de mayo, contra toda previsión, las concentraciones convocadas por la organización apartidista y asindical “Democracia Real Ya” (DRY) (http://www.democraciarealya.es/) consiguieron movilizar a miles de ciudadanos indignados que pedían una revisión de nuestro actual sistema político en favor de uno más efectivo. Esa misma noche, imitando a los acampados en las plazas de las recientes revueltas árabes, miles de jóvenes se instalaron en la Puerta del Sol madrileña con el objeto de proseguir las reivindicaciones. Días más tarde, el movimiento de acampadas urbanas en plazas o lugares céntricos se extiende por más de cien ciudades, se extiende fuera de nuestras fronteras, sin aparente remisión (se puede consultar el listado completo en: http://tomalaplaza.net/2011/05/18/ciudades-que-convocan-a-tomar-sus-plazas/). En Córdoba, el campamento ha sido instalado en el bulevar de Gran Capitán, frente a la iglesia de San Nicolás de la Villa, como quizá ya sepan (http://cordoba.tomalaplaza.net/).

Este 15-M tiene su razón de ser, además de en el visible malestar en el que se encuentra sumida la sociedad española, en dos libros: ¡Indignaos!, de Stephane Hessel, uno de los doce fundadores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y Reacciona, una compilación de artículos en la que autores como José Luis Sampedro, Rosa María Artal, Baltasar Garzón o Federico Mayor Zaragoza reflexionan sobre por qué es necesario cambiar las cosas.

José Luis Sampedro, en su artículo titulado “Debajo de la alfombra” (Rosa M.ª Artal [ed.], Reacciona, Madrid, Aguilar, 2011, pp. 13-23), escribe atinadamente: «Es verdad que el pueblo vota y eso sirve para etiquetar el sistema, falsamente, como democrático, pero la mayoría acude a las urnas o se abstiene sin la previa información objetiva y la consiguiente reflexión crítica, propia de todo verdadero ciudadano movido por el interés común.» (p. 20). El raciocinio nos impide, como señala acertadamente Sampedro, denominar democracia (el poder del pueblo) a un sistema que exige de éste tan sólo un voto cada cuatro años para escoger a sus representantes. Son éstos –la clase política– los que detentan el poder. Decimos bien: el poder y no la capacidad de representarnos; el poder de cobrar varios sueldos por distintos cargos públicos, así como dietas para viajar en clase preferente, de percibir sueldos vitalicios, de delinquir sin que les afecte lo más mínimo (la tan traída corrupción política)… Asimismo, la democracia se desvanece, convertida en una compleja representación, falsa, al ser los mercados quienes realmente mandan y quienes nos abocan tras determinados periodos de ficticia bonanza a estas crisis inexcusables. Es esta situación de crisis, no sólo económica, sino también política y social, la que nosotros, los jóvenes indignados, condenamos y queremos invertir.

Desde la plena independencia e individualidad, al margen de DRY y Acampada Córdoba, pero en consonancia y pleno apoyo con los principios básicos que éstas defienden, nos gustaría hacer un llamamiento a toda la comunidad universitaria cordobesa. El cambio que proponemos es inoperante sin la participación de la universidad en la medida en que ésta representa el motor intelectual y crítico de toda sociedad civilizada. La universidad concentra los valores de transformación social y política, de repulsa de la injusticia, como ha demostrado en no pocas ocasiones: durante la dictadura franquista, momento en que constituyó un hervidero de protestas y movilizaciones que perseguían la implantación de una serie de derechos mínimos; durante el mayo del 68, momento en que lideró el movimiento a partir de revueltas estudiantiles; o en el marco de cuantas guerras ha habido, como la de Vietnam, en que la universidad representó una clara oposición determinante.

Esto mismo es lo que os pedimos todos los indignados, convencidos de que nuestra indignación es razonable y compartida, si no en la forma, sí en el fondo: que la universidad se convierta en el cauce intelectual de nuestras reivindicaciones. Especialmente en el caso de la UCO, que, como primera universidad pública de España, debería serlo en todos los ámbitos y no sólo en el académico. Como mentores intelectuales y fomentadores del espíritu crítico de los alumnos, el profesorado debería incidir también en estas cuestiones de capital importancia. Por ello os pedimos que compartáis este mensaje, que lo publiquéis en vuestros tablones, que lo difundáis a vuestros alumnos y colegas, que manifestéis vuestra indignación en los medios de comunicación utilizando los cauces de libre expresión, que programéis cursos de verano sobre medidas para alcanzar una democracia efectiva, que favorezcáis la instrucción e involucración ciudadana durante los próximos meses con charlas de concienciación, etc. Pediros que veléis por el futuro de vuestros alumnos es una obligación moral que sentimos al conocer el porcentaje de paro juvenil, que afecta aproximadamente a uno de cada dos jóvenes en edad de trabajar, y que debería ser un importante motivo de preocupación en el marco educativo.

Todos los movimientos que han tomado forma colectiva a raíz del 15-M son el resultado de unos años de profundo malestar. Vivimos tiempos difíciles en España, especialmente los jóvenes, que, más cualificados que nunca, nos vemos obligados a postergar toda posibilidad de incorporación al mundo laboral o a incorporarnos a él en unas condiciones absolutamente precarias. A esto se le suma el hecho, ya palmario, de que España es el país que menos invierte en I+D de toda Europa; además, están estipulados más recortes para el próximo año y cada vez aparecen más cortapisas para las subvenciones públicas en la investigación: se están reduciendo las becas para jóvenes investigadores y las ayudas para grupos y proyectos de investigación. La universidad no puede estar en manos de la clase política; y mucho menos en manos del mercado. Es por esto por lo que no concebimos la continuación de este movimiento sin el apoyo incondicional de la comunidad universitaria.

La prensa ha comparado estos levantamientos con el Mayo del 68 francés. Muchos de nosotros –la gran mayoría– somos o hemos sido estudiantes en vuestras aulas, en las que muchos de vosotros nos habéis hablado de ese mayo francés con admiración y nostalgia. Ahora la coyuntura mundial nos brinda una nueva oportunidad de alzarnos, de no callarnos, de salir a la calle a defender nuestros derechos, que consideramos mancillados por un sistema en el que el capital aplasta las ideas, la cultura, la humanidad. Os pedimos vuestro apoyo. Apoyo y magisterio. Nuestros derechos son los vuestros. Por eso, os invitamos a secundar nuestra iniciativa por una España donde la cultura sea un valor, donde la educación sea una prioridad absoluta y donde el fraude no pueda tener cabida. La desinformación es incultura y la incultura nos convierte en ciudadanos dóciles, fácilmente manipulables. El papel de todos vosotros es clave en la nueva España que estamos proponiendo construir desde las calles.

Gracias por vuestra atención.

Recibid un cordial saludo.

Fdo.: Los jóvenes que creen que es posible que las cosas que van mal cambien.

 

Descargala en pdf

6 responses to “Carta a estudiantes y profesorado universitario”

  1. djking

    Animo chicos!

  2. Olivo

    Ánimo. Pero hay que hacerla llegar, aquí sólo no la leerán todos.

  3. Correo a la comunidad educativa UCO | Córdoba

    […] Bulevar Comentarios recientes Olivo en Próximas acciones en los barriosOlivo en Carta a estudiantes y profesorado universitarioOlivo en Acción 11-J “No nos representan” en el ayuntamientoJuan en Llegamos al Parque […]

  4. Pedro Ventura

    Realmente emotivo e ilusionante. ¡Mucho ánimo! Espero que cada vez seamos más, y más concienciadas/os.

Información sobre esta página

Esta página corresponde al archivo histórico del Movimiento 15M en Córdoba hasta finales de 2013. Por tanto la información que refleja puede referirse a colectivos autodisueltos o inactivos.